Reseña: Cómo Hablar con Chicas en Fiestas

Como hablar chicas fiestas, Nel Gaiman. Beso.

“Mentiría si dijera que no teníamos experiencia alguna con el sexo opuesto, pero creo que sería totalmente justo decir que, en general, solo interactuábamos, comprendíamos y entendíamos de verdad a los de nuestro propio sexo”. Lo que Enn, el protagonista de esta historia, viene a decir, es lo que ya se ha dicho cientos de veces: que los hombres vienen de Marte y las mujeres vienen de Venus. Y ya puestos, querría añadir que Neil Gaiman viene de Saturno.

‘Cómo hablar con chicas en una fiestas’ aparentemente se presenta inocente y facilón para el lector, casi como si esta obra fuera una guía para chicos tímidos, perdidos y con necesidad de un par de trucos para ligar con chicas; pero os aseguro que uno termina mucho peor que cuando comenzó a leer. Y no es que haya nada desagradable, ¡al contrario!, el dibujo y diseño es una delicia de líneas y colores a cargo de los autores -no originales de la obra-. Podríamos considerar que el cómic transmite la sensación de Neil Gaiman (y muchos otros hombres) de no entender nada de lo que provenga de las mujeres.

¿De qué va la obra? De dos jóvenes ingleses, uno tímido y otro casanova, se presentan en una fiesta. El casanova, imán de bellezas, no tiene problema a la hora de ligar, justo lo contrario que su amigo Enn, a quién le da un simple consejo sobre cómo ligar con chicas: “escuchar”. La hemos hecho buena. El pobre de Enn, con quién todos los que no somos casanovas se identificarán, tendrá la oportunidad de hablar con tres chicas, cada una de un color de pelo, cada cual más rara que la anterior. Aunque con algo en común: no hay quién las entienda.

Como hablar chicas fiestas, Gaiman

Puede que ese sea el propósito final de los textos de Gaiman, hacer llegar al lector la dificultad de ligar (y de entender) a las mujeres. Y es que los textos del creador de The Sandman están plagados de metáforas que un servidor no ha sabido entender y tras releerlos, se ha quedado con cara de bobo. Vamos, la misma sensación que estar hablando con una chica. (Pero tras releerlo dos,tres, incontables veces, sí parece haber un sentido detrás de todo ese conjunto de palabras. El posible significado, al final de la reseña).

Eso sí, el dibujo de Fábio Moon y Gabriel Bá, dos gemelos brasileños con mucho arte, va de la mano con el fantasioso y onírico mundo de Gaiman: el uso de colores y el dibujo realizado con acuarelas diferencia esta obra de cualquier otra y logra que, con tan poco texto, los personajes transmitan tanto. Colores celestiales, formas sinuosas, mujeres cual ninfas, a veces inalcanzables para los ojos de un mortal… Ay pobre de quién intente entender algo. Pero, ¿y si el problema de los hombres es que no saben entender a las mujeres?


BUSCANDO UN SENTIDO A LA OBRA (Cuidado, spoilers)

Pues quizá es ese el problema, que no sabemos entender a las mujeres. Tratemos de entender qué ha pasado en este cómic. Seguro que no soy el primero que no ha entendido nada. Pero tras lecturas y conversaciones a la luz de la luna con un buen amigo con alma de poeta (Gracias David), el sentido de la obra puede ser el siguiente:

Las cuatro mujeres que conversan con los dos chicos son la representación de la mujer, del género femenino, pero cada una de ellas habla desde un estado biológico/madurativo distinto. Así, la primera joven, con una malformación en el meñique, representa al óvulo fecundado. “Una vez terminada había que tomar una decisión: quedarse conmigo o eliminarme. Afortunadamente, decidieron a mi favor”. Quizá es muy aventurado lo dicho -y todo lo que voy a escribir-. La historia de esta chica acaba cuando Enn le trae un vaso de agua y esta chica ya no está: la madre ha roto aguas, ya no está en esa sala porque nunca más será solo un embrión, sino un bebé.

La segunda mujer por tanto representa el bebé recién nacido. La pequeña mujer que está aprendiendo cómo es el mundo. “Me queda mucho que aprender en el sol. O en las profundidades”, le dice la chica de pelo corto, para más tarde añadir: “¿Sabes cuando se te llenan los ojos de líquido y todo se vuelve borroso? Nadie me había hablado de ello, y sigo sin entenderlo”.

La tercera y última mujer con la que habla Enn, el protagonista de ‘Cómo ligar con chicas en fiestas’, es la adolescencia, el despertar de la conciencia y la sensación de muchas mujeres de sentirse inferiores por parte de la sociedad. “Hay lugares en los que nos consideran una mala hierba, o una enfermedad, algo que hay que poner en cuarentena y eliminar de forma inmediata. Pero, ¿dónde está la frontera entre el contagio y el arte?” Pero aún ahí mas y es aquí dónde más me aventuro. ¿Podría Neil Gaiman haber expuesto un discurso feminista?  O quizá es solo parte de este discurso y el resto de éste se refiere al amor, al nuevo amor de una mujer que nadie comprende… O a saber qué.

“Eramos conscientes, así que lo pusimos todo en un poema. Le contamos al universo quiénes éramos, por qué estábamos aquí, y todo lo que habíamos dicho, y hecho, y pensado, y anhelado. Envolvimos nuestros sueños en palabras, y estructuramos las palabras para que perduraran inolvidables por siempre.

Tras escucharlo, el poema los colonizó. Los heredó y los habitó. Su cadencia se integró en su modo de pensar. Sus imágenes transmutaron de forma permanente sus metáforas. Y sus versos, sus perspectivas y sus ambiciones se convirtieron en sus vidas”.

En solo una generación, sus hijos nacieron conociendo ya el poema y, más pronto que tarde, al surtir efecto, dejaron de nacer niños. No lo necesitaban. Ya no. Ya solo había un poema. Un poema que se hizo carne, que caminó y que se propagó por sí solo a lo largo y ancho de toda la inmensidad conocida”.

 

Autor: Nel Gaiman, Fábio Moon y Gabriel Bá.

Editorial: Planeta Cómic

Precio: 20 euros.

Si tras leerte la reseña te has quedado con saber si tu interpretación es la misma que la del autor de esta reseña, cómpralo aquí

Por Mario Ruiz-Ayúcar Dorado

Como hablar chicas fiesta. Neil Gaiman. Discurso universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *